RetroMoto Millora

RetroMoto Barcelona mejora de forma notable

Con 16.000 asistentes en La Farga

El Salón RetroMoto Barcelona, ​​que se ha cerrado este domingo, se ha asentado como salón y fruto de ello es el volumen de actividad y la cifra de asistentes registrada en La Farga Centro de Actividades, este fin de semana pasado, con un crecimiento de casi el 40% sobre la edición inaugural.

RetroMoto Barcelona ha recibido más de 16.000 personas en los dos días y medio que el certamen ha estado abierto, cumpliendo así las previsiones más positivas hechas por la organización, que con la celebración del salón en el mes de marzo ha tenido mucho éxito.

“Las conclusiones tras la segunda edición de RetroMoto confirman que L’Hospitalet y Barcelona es el emplazamiento ideal para una feria como ésta, ya que la actividad de los clubes y el interés general en el mundo de la moto en Catalunya, así como su historia, permiten generar un ambiente especial, como se ha visto estos días”, señala el director del evento, José Enrique Elvira.

La presencia de una docena de clubes con diferentes actividades, la oferta comercial de piezas, repuestos y regalos, la exhibición de motos especiales y todo el programa de actividades ha permitido que esta edición haya sido muy completa y que los aficionados hayan disfrutado.

Actividades bien recibidas

Esta edición del Salón RetroMoto Barcelona ha repercutido más en el interés del aficionado, lo que ha quedado en evidencia desde el primer día con más público en todo momento. Tras la apertura de la salón el viernes, el homenaje a Toni Gorgot y la presentación de las 3H de Resistencia Clásicas de Alcarràs, primera prueba de la Copa Catalana de Resistencia Clásicas, ya ha evidenciado mayor afluencia de interesados.

La muestra de la mítica marca OSSA dedicada a los modelos que fabricó de trial ha gustado mucho, al igual que algunos modelos expuestos, como la Trans Ama Maltry o la JP primera serie, que han levantado admiración dado que apenas hay unidades en España.

Los más pequeños han tenido oportunidad de subir a algunas minimotos y descubriendo ya estas sugerentes máquinas y creando afición, ya que también ha pasado por La Farga un muy público familiar interesado en contemplar motos de otras épocas.

Ha sido en definitiva la confirmación de una muestra que es pionera y que ha tenido un buen apoyo de los clubes y los aficionados, lo que permite que la organización, Eventos del Motor y La Farga de L’Hospitalet, continuen con este salón monográfico dedicado a la motos clásicas, y preparen ya la edición de 2018.